Untitled Document
San Salvador, Entre Rios - Argentina Viernes, 23 Junio 2017 04:00
 

 

Pronóstico de Tutiempo.net

    
 
 
09.01.2017 -20:54 hs    Nota Leida: 6559 veces

Escandaloso operativo policial en General Campos: denuncian abuso de autoridad y golpes
Con hitacas, prepotentes, a los gritos, y también a los golpes, autoritariamente un “grupo especial” de la Policía de Entre Ríos, se hizo presente en General Campos, el sábado por la noche, en momentos en que se realizaba la fiesta del pueblo. Dos personas que se sintieron perjudicadas comentaron su experiencia. Uno de ellos, era un trabajador de prensa que iba al evento con sus dos niños menores; el otro, es un ciclista, a quien lo golpearon y lo tuvieron 18 horas detenido.


Ignacio Raff, uno de los directores de Libre Radio de San Salvador, contó su dramática experiencia, que le tocó vivir el domingo por la noche. Ante las cámaras de MERCURIO NOTICIAS, contó que “pasando cerca de la Terminal de General Campos, venía un patrullero, que estaba paseando por el medio de la calle. Le hago señas de luces para pasarlo, en vez de doblar a la derecha dobla hacia la izquierda, no lo paso, se tira hacia la derecha, voy a hacer como si lo voy a pasar, pone el giro y cruza, y después que hace esto, paso”.
“Voy a dejar a un amigo, a media cuadra del Polideportivo, veo que viene el patrullero, como siempre anda con las balizas, no le presté atención. Doblo por calle Rocamora, hacia el Polideportivo. Me hacen sonar la sirena, automáticamente detengo la camioneta, en la que iba con mis dos nenes de nueve y 12 años”, continuó.
Al mismo tiempo, agregó que “lo que sucede es que me cruzan la camioneta de la Policía y se baja gente de la Policía que uno no reconoce por sus uniformes. Es un grupo GEO, grupo especial, con chalecos, con hitacas largas y demás, se baja una persona de tez blanca, que es el oficial a cargo, casi sin pelo, rapado, con una pistola y dos efectivos más con hitacas, uno de ellos, apuntando hacia mi camioneta”, puntualizó.
Recordó Raff que “el que estaba a cargo, estaba a los gritos: “Apagá la camioneta, hijo de puta, bajate ya de la camioneta. Apagá la camioneta, y bajá”. Yo automáticamente, con mi remera de Libre Radio, porque iba a hacer mi trabajo, pienso que debe ser un error, pero por las dudas, viendo los nervios, los ojos exaltados de esta persona, la forma en que gritaba, me bajé de la camioneta, dejé las llaves arriba, me bajé y me empieza a decir de todo”.
En ese momento le solicitó que “llame a la gente de Tránsito, que me haga la infracción si es que cometí algún error. A esto me pide los papeles de la camioneta, le muestro mi carnet, inclusive el carnet de prensa. Yo estaba trabajando, más allá del cartelón que tenía en la remera”.
Indicó que “cuando viene la gente de Tránsito, se termina de cerrar la situación con una multa, a lo cual le pedí que le tomen el nombre y apellido del oficial, donde trabaja, y número de placa. Ninguno de los tres policías llevaba una placa, con identificación puesta”, remarcó el trabajador de prensa.
Resalto además que “me llamó poderosamente la atención que a mansalva o al azar, a cualquier persona, ejecuten de esta forma. Y lo que llama más la atención es que uno puede cometer una infracción, no sé si la cometí o no, no respetaron la situación de que estaba con dos menores, y darte cuenta que una persona como yo, con una remera de radio, y dos chicos, no está cometiendo nada raro”, insistió.
Destacó además: “Lo que más me preocupa a mí es que el nene más chiquito estuvo dos horas llorando, después de ese momento. Cómo le explicas a un chico que vos le estás educando que la Policía está para brindarte seguridad, después de esta situación”.
Raff indicó que no hubo agresión física. “Yo me quedé tranquilo porque estaban los nenes, los vi demasiado exaltados, y preferí quedarme tranquilo porque estaban con armas, además, de una forma totalmente avasallantes. Estuvieron gritándote constantemente, como diez minutos, que para mí fue media hora”, describió.
Asimismo, manifestó que “quisiera saber, quisiera averiguar, y de hecho, vamos a hacer la denuncia para que se investigue a quien se le ocurre que en una fiesta como la del Taipero en General Campos, donde van cuatro o cinco mil personas, y que nunca pasa a mayores, pedir un apoyo de este tipo en un localidad tan chica”, consideró.
Sobre si se comunicó con la Comisaría local, Raff respondió que “el comisario se portó diez puntos. Lo llamé cuando me estaba sucediendo esto, le pregunté si estaba a cargo de él, y le pedí que les dijera que me conoce, que estoy trabajando, por ahí para que se calmaran un poco. De hecho, eso sucedió. Luego, el comisario me pidió disculpas, me dijo que es un grupo externo que ellos no tienen nada que ver. Ellos no trabajaron en el predio, pero sí en la localidad”.

18 horas preso

Otro de los afectados por estos operativos fue el ciclista local, Juan Carlos Ortiz, quien comentó a MERCURIO NOTICIAS: “Fui a la Fiesta del Taipero y me encontré con una sorpresa. No pude disfrutar nada de la fiesta porque fui en moto con mi hijo y un amigo, vinieron los canas, de una, me cazaron y me pegaron, sin darme ninguna explicación del tema”.
Contó que frente al polideportivo de Geneeral Campos, “estábamos estacionando las dos motos, echándole llave, y al ratito me encuentro con que me pegan una patada de atrás, y me dicen que me tire al piso. Yo no me tiré, porque pensé que era una joda de mis hijos. Cuando miro había cinco milicos atrás mío, con la hitaca me apuntaban y me decían que me tire al piso. Les dije que paren, y me empezaron a pegar”.
Ortíz subrayó que “me pegaron en los riñones, un rodillazo y una piña; y un sopapo en la cara, porque yo quería ver quiénes eran. Además, se arrancaron las identificaciones que tienen en el pecho para que no los identifiquen”.
Aclaró que “yo conozco a los policías de San Salvador y general Campos, pero estos no eran de acá. Estoy muy mal de la manera en que me trataron, porque ni me preguntaron quién era, me pegaron. Nos esposaron a los tres, con precintos. A mi hijo le pegaron un rodillazo en los riñones y la espalda”, acotó.
El deportista local manifestó: “No sé, no entiendo por qué me aprehendieron. Uno de los oficiales dijo que yo tenía pedido de captura, y me llevé una sorpresa porque salimos de acá a la Fiesta, el sábado a la noche, y no tengo ningún problema”.
El episodio comenzó alrededor de las 0:05 del domingo, y a las 0:30, Ortíz ya se encontraba en la Comisaría de General Campos. Luego, fue trasladado al hospital para hacer el examen médico. Y lo enviaron a la Comisaría, siendo trasladado a la Jefatura de Policía, donde estuvo 18 horas preso. “Inocentemente, porque nadie me dio explicaciones. Estoy indignado, porque no estaba borracho ni empastillado, como dijeron. Tampoco me hicieron control de alcoholemia, ni análisis de sangre”, dijo.

 
COMENTA LA NOTA

 
Galería de fotos -
Escandaloso operativo policial en General Campos: denuncian abuso de autoridad y golpes
Galeria
reportecuatro.com.ar